¿Dormir Mejor? – Poderosos Tips para lograrlo

Dormir mejor, una necesidad cada vez mayor.

“En la noche me cuesta dormirme, me despierto y después no puedo volver a dormir.

De día estoy con mucho sueño, no puedo concentrarme en mis actividades diarias, mi estado de ánimo es terrible, me siento sin energía y con la necesidad de comer alimentos muy dulces”.

¿Te suena familiar?

Una persona debe dormir 7-9 horas diarias, para que la actividad reparadora del sueño sea suficiente y tener un estado adecuado de vigilia al día siguiente.

Sin embargo, el sueño insuficiente es cada vez más frecuente en la población. Tanto, que las autoridades sanitarias en el mundo, lo consideran una epidemia (1).

Las largas jornadas laborales, los turnos nocturnos, el estrés de la vida actual, son factores que están contribuyendo a esta situación.

Adicionalmente, el uso exagerado del celular, internet, video juegos, redes sociales y las exageradas cargas académicas, está incidiendo en que, dormir insuficiente, sea cada vez más frecuente en niños y adolescentes.

Consecuencias del sueño insuficiente

Son múltiples los efectos de dormir insuficiente en forma crónica, lo cual ha llevado a que las autoridades sanitarias en el mundo desarrollen iniciativas para que las personas duerman suficiente.

¿cuáles son las consecuencias más importantes, de dormir insuficiente, en forma crónica?

Según investigaciones recientes, las más frecuentes son (2):

  • Aumento del consumo de alimentos, con el fin de proporcionar la energía necesaria para mantener la vigilia.
  • Aumento del riesgo de obesidad.
  • Irritabilidad y estado de ánimo negativo.
  • Somnolencia y microsueños, que aumentan el riesgo de accidentes automovilísticos, laborales y de otro tipo.
  • Estado de cansancio y fatiga permanente.
  • Deterioro de la toma de decisiones.
  • Aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Deterioro de la memoria y los procesos de aprendizaje.

Cuando has estado durmiendo insuficiente de manera crónica, dormir bien te genera estos beneficios:

  • Mejora en tus procesos de aprendizaje.
  • Aumenta la creatividad.
  • Reducción en los niveles de estrés.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Mejora la memoria.
  • Aumenta la concentración y la atención.

¿Pero… cómo mejorar la calidad y cantidad del sueño?

Realmente puede ser más fácil de lo que crees …

Veamos estos tips, que te serán de gran ayuda:

  1. Cambia creencias relacionadas con dormir.

Tus creencias, relacionadas con el sueño pueden incidir en tus hábitos de sueño.

Por ejemplo, si desde muy temprana edad tus padres extendían su jornada laboral, hasta muy tarde en la noche.

Es posible que ver repetidamente, en tu infancia, esa conducta en ellos, te generó la creencia, que “en la noche, puedo hacer lo que no alcancé a hacer en el día”.

Por lo tanto, será muy importante revisar en tu historia, si existe alguna creencia que pueda estar contribuyendo a que duermas insuficiente, para transformarla.

Cambiar esas creencias será un gran paso, para lograr dormir suficiente.

Visita esta publicación  y descubre cómo cambiar creencias limitantes.

  1. Mejorar hábitos diurnos:

Buenas noticias … practicar durante el día algunos hábitos, te ayudará a dormir mejor en la noche.

Veamos:

  • Hacer ejercicio estimula la secreción de serotonina, la cual favorece la síntesis de melatonina, una sustancia que regula el ciclo de sueño y vigilia. Aquí en esta publicación, encuentrarás como adquirir el hábito de hacer ejercicio.
  • Según un estudio realizado en el departamento de Neurología de la Universidad Northwestern en Chicago,La exposición a la luz del día contribuye significativamente a dormir mejor. Y una buena manera es, practicando ejercicio al aire libre y teniendo ventanas en los sitios de trabajo que permita la entrada del sol.
  • No consumir café o té después de mediodía, estos, tienen sustancias estimulantes que te pueden generar dificultades para dormir bien.
  • Y si haces siesta, que esta sea máximo de 30 minutos.
  1. Mejorar el ambiente de tu dormitorio.

  • Reduce las fuentes de ruido.
  • Oscurece al máximo tu habitación.
  • Adecua la temperatura, evitando extremos de frío o calor.
  1. Mejorar hábitos antes de ir a la cama.

¿Definitivamente quieres mejorar tu manera de dormir?

Este es un componente importante, para dormir mejor.

Las rutinas que habitualmente realizas antes de irte a dormir, pueden incidir positiva o negativamente en la cantidad y calidad de tu sueño.

Entonces, para lograr dormir mejor, es fundamental prepararte para ir a la cama y nada mejor que tener tu ritual, que incluya varias rutinas que faciliten el sueño.

¿Qué puedes incluir en tu ritual para ir a la cama?

  • Practicar yoga.
  • Leer algo interesante.
  • Practicar la meditación antes de ir a dormir.
  • Que tu última comida del día sea, máximo una hora antes de acostarte a dormir.
  • Evitar el uso de pantallas de TV, Celulares, tablets y computadoras, una hora antes de irte a dormir. Ver es este artículo, En este artículo te comparto como hacerlo y evitar la adicción a la tecnología.

  5.  Si despiertas y no consigues volver a dormirte.

Si en la noche te despiertas y no puedes volver a conciliar el sueño, no te quedes en la cama, levántate y realiza alguna actividad como:

Leer algo interesante, escribir sobre algún tema, dibujar, etc.

Estos tips,  que te he compartido,  te ayudaran a dormir mejor.

Sin embargo, si deseas cambiar algunos hábitos diurnos o nocturnos, que te permitan lograr más fácilmente la meta de dormir mejor, en este enlace encontrarás contenido gratuito que te será muy útil.

Construir el hábito de dormir bien, crea una cadena de recompensas en tu vida, que te facilitaran estar en mayor armonía en tu día a día, relacionarte mejor con tu entorno, hacer tus actividades diarias con toda la energía y levantarte cada mañana  dispuesto a enfrentar retos.

Si tienes o has tenido, alguna dificultad con tu habito de dormir, empieza ahora a mejorarlo, ya conoces los beneficios, tráelos a tu vida.

Cuéntame en los comentarios, cuál de los tips ya tienes en tu rutina y cuál te cuesta más. Además compártelo, para que seamos más los que tenemos dulces sueños.